martes, 7 de febrero de 2012

UNIDAD DE LUGAR

Nada ha cambiado.

Solo el sitio
en que mi cuerpo cae.

4 comentarios:

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

Ya es más que nada, Carlos...
Un abrazo.

Carlos Vitale dijo...

¡No se consuela el que no quiere!
Un fuerte abrazo

egolastra dijo...

Pues ya no eres el mismo si no reconoces el terreno sobre el que caes.

Un abrazo Carlos, genio!

Carlos Vitale dijo...

¡Otro salto sin red, ay!
Un fuerte abrazo
Carlos