domingo, 30 de septiembre de 2012

AMANECE

Amanece
en el avión
de tierra ajena
a ajena tierra.
¿Para quién
amanece?

4 comentarios:

Antonio Tello dijo...

Si supiéramos a qué tierra pertenece el horizonte, tal vez sabríamos para quien es el amanecer.
¡Qué grande eres Carlos!

Carlos Vitale dijo...

Ahí está el detalle, que diría Cantinflas. El horizonte no es de nadie, de momento, la tierra es de otros, siempre.
¡Grande eres tú!
Un fuerte abrazo
Carlos

Anónimo dijo...

Y lo más gracioso es que los Estados han puesto fronteras incluso en el cielo.

Desde Valencia te sigo en la blogosfera, donde... ¿hay o no hay fronteras?...

Un abrazo, querido tocayo.

Carlos

Carlos Vitale dijo...

Querido tocayo:
Gracias por estar del otro lado. Sí que hay fronteras en la blogosfera, tantos países en los que internet no puede circular libremente... En el cielo no solo han puesto fronteras, sino que hay rutas aéreas y horarios con precios más o menos caros. Nada se pierde, todo se vende.
Abrazos
Carlos