miércoles, 6 de agosto de 2014

DESCORTESÍA DEL SUICIDA


En la estación de Can Boixeres una mujer protestaba por la detención de los trenes. En la estación de Sants un hombre se había arrojado a las vías. En la estación de Can Boixeres una mujer protestaba por los constantes suicidios en las horas de máxima afluencia de público.

5 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Un micro estupendo, que enlaza dos historias paralelas.
Salud.

Carlos Vitale dijo...

Gracias, amigo JA, eres muy amable. El texto pertenece a mi libro "Descortesía del suicida" (Candaya, Barcelona, 2008).Un fuerte abrazo y espero verte seguido por aquí

A. Elisa Lattke Valencia dijo...

La realidad según la vemos no es siempre la mima para otros.

Sólo es observación y entender que las situaciones de la vida tienen sus diferentes caras y una sola es la verdadera que da origen al resto.

Encantada de haber leído algo de tu b

Verito dijo...

Muy interesante este texto,Carlos..Me gustaría leerlo.Puedo encontrarlo aquí ,para bajarlo digitalmente?

fco. javier dijo...

Por culpa del muerto llegué tarde al trabajo... https://fragmentsdevida.wordpress.com/2015/01/22/la-vida-y-la-muerte-33-suicida-maleducado/