martes, 16 de diciembre de 2014

DOS

No entiendo
tu manera
de amarme,
amor 
que amas
si huyes.

1 comentario:

Francesc Cornadó dijo...

El amor es un tirano, amigo Vitale.

Eres un caudillo, amor, un tirano sanguinario
que no te basta con los grilletes de hierro al rojo vivo
que me deshacen los tobillos. Me anulas con engaños
y con la falsedad de venenos y filtros mágicos.

Ya no pienso. Sólo babeo, necio,
bajo el dominio mórbido de un sufrido claro de luna
y ahora me haces creer que el temblor de los miembros
es superior a la libertad perdida.

Mira que te digo, escucha, cuervo de mal agüero:
el dolor es mucho más cierto que tu vuelo apagado
que amenaza la alondra, el mistral y la luz,

y el entendimiento nunca gana en nobleza
por tus penurias, que me estimulan, sólo,
un inútil exceso de sufrimiento y bilis.

Salud
Francesc Cornadó